#ESPECIAL: Hoy es el Día de Leer un libro

Según dato del INEGI, 78% de los homicidas que se encuentran en prisión en nuestro país, nunca han leído un libro completo.

libro Foto: Staff Sexenio

Leer es una actividad beneficiosa, se mire por donde se mire, ya sea porque estimulas tu imaginación con una buena novela, aprendes de un gran autor o expandes tus horizontes disfrutando de una lectura agradable.

Este fecha, el Día de Leer un Libro, es importante, pues sirve para recuperar el hábito de la lectura y resaltar todos sus beneficios como aumento del vocabulario y acelerar el aprendizaje entre otros.

Según el daysoftheyear, la celebración  tuvo su origen alrededor del año 2000, cuando un bibliotecario tuvo la idea de crear conciencia acerca de la importancia de la lectura, especialmente entre los niños y jóvenes.

Una manera de invitar a los padres de familia a leer cuentos a sus hijos antes de dormir, llevarlos a la biblioteca, donar un libro a los niños y jóvenes que no cuentan con los recursos para adquirir uno nuevo, así como a realizar convivios cuyo propósito principal fuera la lectura colectiva de algún libro.

Actualmente, esta invitación se extiende a la lectura de libros tanto impresos como digitales, pues con el paso del tiempo la tecnología ha avanzado hasta adquirir nuevas formas de crear y compartir contenido literario, por lo que cada vez existen menos pretextos para acercarnos a la lectura. 

Y es que, estadísticas recientes del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) muestran una continua tendencia a la baja en términos de la lectura en México. Esta tendencia se ha presentado en los últimos 5 años.

El organismo creado, llamado Módulo sobre lectura (MOLEC), sostiene que de 2015 a 2019 hubo una disminución de 84.2% a 74.8% en el número de personas que leyeron un material evaluado por el MOLEC como lectura, el cual, al parecer incluye no sólo libros, sino revistas, historietas o páginas de Internet, una clasificación un poco extraña que sugiere que 25% de la población simplemente no lee o sólo mensajes de texto de celular.

La última medición del INEGI, realizada en febrero, muestra que 45 por ciento de los mexicanos lee por lo menos un libro al año, mientras que el otro 55 por ciento no realiza la lectura de material literario alguno.

En México se leen en promedio 3.3 libros al año por persona, una cifra alarmante, sin embargo 2 de cada 10 lectores comprende totalmente el contenido de lo que leyó. Cada mexicano lee en promedio un libro cada tres meses. Lo cual coloca México por debajo del promedio de América Latina qué es de 5.4 ejemplares.

Los materiales de lectura consultados con mayor frecuencia por los mexicanos son las novelas, con 42%, seguidas de libros de texto o material de estudios con 34.1%, y libros de autoayuda o libros religiosos con 26.6%. La sesión de lectura promedio fue de 39 minutos

Las mujeres son quienes leen más libros en México. 5 de cada 10 mujeres leen por lo menos un libro al año, mientras que 4 de cada 10 hombres lee al menos un libro al año. Los hombres leen más periódicos y artículos en internet.

Por sectores de edad, el grupo de entre 12 y 17 años siguen leyendo igual o más en comparación con el resto de los grupos de edad.

Según dato del INEGI, 78% de los homicidas que se encuentran en prisión en nuestro país, nunca han leído un libro completo.

Se ha detectado una caída en la frecuencia de lectura a partir de los 18 años, edad a la que la mayoría de los jóvenes terminan sus estudios y es cuando leen menos, incrementándose la disminución de lectura notablemente con el aumento de la edad.

Además, se indicó que las dos terceras partes de la población leen por placer menos de 30 minutos diarios o su equivalente si leen un día a la semana por una o dos horas.

De acuerdo con la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (Caniem), en el país existen solamente 600 librerías, de las cuales, 300 se ubican en la Ciudad de México.

Los datos indican que hay un déficit de puntos de venta, pues deberían de existir cerca de 2.400, al menos una por cada municipio de la República. En contraste con este ideal, 94% de los municipios no tiene una librería.

La recomendación de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) es que cada país cuente con una librería por cada 7.500 habitantes. En Ciudad de México hay una por cada 16.000 personas.

Los mexicanos ocupamos el lugar 25 entre los países en los que más se lee, con un promedio de lectura de 5.30 horas a la semana. De acuerdo con el Módulo de Lectura del Inegi a febrero del 2016, 97.2% de la población mexicana sabe leer o escribir por lo menos un recado, mientras que 19.2% de la población mayor de 18 años que sabe leer y escribir no acostumbra leer ninguno de los materiales considerados por la institución, que son: libros, revistas, periódicos, historietas y páginas de Internet.

Los países que más leen en Latinoamérica son Chile (5.4 libros al año) y Colombia, con 5 libros al año por persona. Al margen de la calidad de la lectura, el Índice de Lectura Mundial de la UNESCO arroja el porcentaje de población que tiene el hábito de leer entre 108 países y México aparece como el país 107 en el listado, con un promedio de sólo 2.8 libros al año.

India es el país en el mundo en el que más horas se leen a la semana, con 10.42 horas en total, les siguen Tailandia, con 9.24 horas; China, con 8 horas; Filipinas, 7.36 horas, y Egipto, con 7.3 horas. Esto es relevante, ya que la mayoría de estos países están en desarrollo y se encuentran en los continentes asiático y africano.

En nuestro país se producen alrededor de 85,500 libros al año, de los que sólo se leerán 12,000, en promedio cada hogar en México tiene 10 libros que no son educativos; pero si revisamos el tiraje de una revista como TV y Novelas descubriremos que tienen un tiraje de 204 mil 180 ejemplares por semana.

Finalmente la recomendación es leer por lo menos cuatro libros al año, y el objetivo es encontrar ese libro que te cambie la vida, ese libro que le dé sentido a lo que haces, o a lo que quieres, sin cambiar quien eres, se trata de que te desarrolles integralmente; y esto debe ser lo antes posible, pues conforme vamos madurando vamos perdiendo nuestra capacidad de imaginar, pieza esencial en la lectura. 

Dime qué lees y te diré quién eres...

ÚLTIMA HORA