'Merlí',el próximo fenómeno tras la 'La casa de papel'

Después del éxito de la serie española 'La casa de papel', surge la pregunta si alguna otra serie de este tipo podría romperla en Netflix.

Foto: Especial

miércoles, 16 de mayo de 2018, Sergio Noriega

La serie La casa de papel se convirtió en un rotundo éxito a nivel internacional. A pesar de que tuvo números muy dignos en España, nadie esperaba que causara tanto ruido en varias partes del planeta. En muy poco tiempo, se convirtió en tendencia.

En lo que los fans esperan la llegada de la Segunda Temporada para el 2019, el público de Netflix busca nuevas opciones en la plataforma que puedan superar sus expectativas como lo hizo la producción creada por Álex Pina.

Microsoft planea operación bomba ¿comprará Netflix?

Guillermo del Toro prepara antología de terror para Netflix

En esta misma dinámica podría entrar la serie Merlí, que ya estrenó sus tres temporadas en el servicio de contenido en streaming. ¿Por qué podría emular el éxito de La casa de papel? Por el sencillo hecho de que logró un éxito importante en TV3, dejando en claro que la televisión catalana puede competir incluso a nivel internacional.

Otra razón para ser optimista es que la serie es ampliamente seguida en varios países de América Latina. Por ejemplo, en Argentina ha tenido una acogida bastante satisfactoria, e incluso ha sido adoptada como un símbolo dentro de las protestas magisteriales de aquella nación.

Los críticos consideran que podría quedarse muy por detrás del impacto que tuvo La casa de papel a nivel internacional, pero resulta imposible restarle peso a Merlí, una serie que también tiene fieles seguidores en este lado del charco.

Por ejemplo, desde su debut en Netflix, reporta un crecimiento del 213 por ciento en el número de interacciones. Tanto los videos que se divulgan en Facebook como las publicaciones en su perfil de Instagram generan una gran cantidad de reacciones en los internautas, prueba del interés que existe sobre la serie.

Merlí presenta la historia de Merlí Bergeron, un hombre de 50 años que está divorciado, un sujeto de mal genio y maleducado que tiene algún tiempo en paro. La historia lo lleva a convertirse en profesor de Filosofía del instituto de su hijo Bruno, del que tendrá que hacerse cargo a raíz de que su ex esposa se va a trabajar a Italia.