¿Está México en una recesión? Experto responde sobre el estado de la economía

Un especialista analizó las condiciones en las que se encuentra la economía nacional.

Economía de México Foto: Pixabay

Un informe de Bank of America y Merrill-Lynch sobre la economía nacional encendió la alerta en el país, después de que llegaran a la conclusión de que México se encuentra en una recesión técnica. El Gobierno Federal rechazó tales señalamientos y argumentó que los indicadores hablan por sí solos, dando paso a una controversia e incertidumbre entre la población.

La administración de Andrés Manuel López Obrador informó que se mantiene la meta de alcanzar un crecimiento de cuatro por ciento durante su gestión y superávit primario de un punto porcentual. En tanto, los detractores del gobierno indican que existe una contracción preocupante de la economía, críticas que se agravaron tras la salida de Carlos Urzúa de la Secretaría de Hacienda.

Pero ¿está México en una recesión? El subgobernador del Banco de México (Banxico), Jonathan Head, habló sobre las condiciones en las que se encuentra la economía nacional con la cadena BCC.

A su consideración, el país todavía no se encuentra en una recesión como lo señaló Bank of America, ya que existen indicadores clave que muestran un comportamiento positivo, mientras que otras no experimentan movimientos significativos.

“Una recesión clásica es mucho más profunda. Se define como una contracción generalizada de la actividad económica que se extiende a los mercados laborales y cuya duración es de por lo menos seis meses”, explicó.

En el caso de México, si bien es cierto que hay indicadores que tiene comportamiento negativo, hay otros que van al alza.

“Eso no es lo que está pasando en el país (…) existen indicadores mixtos”, precisó.

Por ejemplo, el especialista subrayó que la producción manufacturera va al alza, además de que no se reporta un incremento del desempleo de forma sustancial y los salarios medios han reportado aumentos jamás antes vistos.

El Producto Interno Bruto (PIB) registra un crecimiento de 1.6 por ciento, la inflación proyectada es de 3.8 puntos porcentuales, el desempleo cerraría en 3.4 por ciento, el déficit fiscal sería de -2.5 por ciento del PIB y la deuda pública llegaría a 54 por ciento.

ÚLTIMA HORA