Por temblores en el cuerpo, Merkel decide violar el protocolo

La canciller Angela Merkel decidió recibir de esta forma a una Jefa de Estado.

Angela Merkel Foto: @GermanyintheEU / Twitter

La canciller de Alemania, Angela Merkel, decidió romper este jueves el protocolo que se lleva a cabo para recibir a altos mandos políticos. Durante la visita de la primera ministra de Dinamarca, Mette Frederiksen, se organizó el evento de tal forma que ambas funcionarias permanecieran sentadas durante el acto público.

La interpretación de los himnos nacionales amerita que todos los presentes se pongan de pie, pero se acordó que ambas funcionarias se quedarían sentadas en sus respectivas sillas. De acuerdo con la prensa, esto fue para evitar que la Canciller alemana volviera a experimentar un ataque de temblores corporales.

En esta ocasión, Merkel no sufrió ningún temblor y mantuvo las manos todo el tiempo en su regazo, ante las cámaras de la prensa local que buscaba captar cualquier movimiento extraño por parte de la Jefa del Estado alemán.

La decisión de colocar las sillas pudo haberse derivado del reciente ataque de temblores que sufrió el miércoles, cuando encabezó la ceremonia de recepción del primer ministro de Finlandia, Antti Rinne. Nuevamente, tuvo que responder a los cuestionamientos de la prensa sobre su estado de salud.

“No hay de qué preocuparse. Estoy firmemente convencida de que puedo rendir bien (…) Creo que he hecho los comentarios pertinentes. Y pienso que mi declaración de que estoy bien debe ser aceptada. También creo que como vino, un día pasará. Pero aún no ha llegado ese momento”, indicó.

Sin embargo, la incertidumbre sobre la salud de Merkel continúa en la comunidad internacional, especialmente, porque no ha quedado claro si la funcionaria alemana está tomando tratamiento o si ha sido diagnosticada con algún padecimiento.

 

ÚLTIMA HORA