#ESPECIAL: Claves para entender el conflicto entre Estados Unidos e Irán

Desde la semana pasada, la tensión entre Estados Unidos e Irán escaló a niveles no vistos en los últimos años.

Irán Foto: CNN en Español

A finales de la semana pasada, la tensión entre Estados Unidos e Irán escaló a niveles no vistos en los últimos años luego de que la nación árabe derribó un dron no tripulado del ejército norteamericano.

En este escenario, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, juega un papel primordial por lo indescifrable que suele ser en estos casos ante la defensa de su soberanía nacional y su volátil forma de tomar decisiones.

En las horas siguientes, el mandatario advirtió a Teherán que cometió un grave error al derribar el avión no tripulado de Estados Unidos, sin dar a conocer de momento lo que pensaba.

Y es que, al día siguiente, el mismo presidente Trump confirmó que detuvo de último minuto un bombardeo a Irán como represalia a esta acción, justificándose de que de haberlo hecho, habría muerto gente inocente.

“Estábamos en posición y listos para responder anoche en tres sitios diferentes cuando pregunté cuántos iban a morir", escribió. "150 personas, señor, fue la respuesta de un general. 10 minutos antes del ataque, lo detuve, era desproporcionado en comparación con derribar un avión no tripulado”.

 

 

 

Tensión con Japón

Por primera vez en 40 años, el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, visitó Irán para reunirse con sus autoridades, el presidente Hassan Rouhani y con el Ayatollah Ali Khamenei. Desafortunadamente el encuentro se vio manchado cuando un buque petrolero con bandera nipona fue atacado en el Golfo de Omán.

En el ataque también se vio afectado un buque noruego, y la llamada de auxilio fue tomada por el USS Bainbridge de la Quinta Flota de Estados Unidos. Este hecho se agrava al haber tenido lugar en un pasaje marítimo que concentra el 30 por ciento del crudo mundial.

Fiel a su filosofía, Shinzo Abe se mantuvo sereno y se limitó a pedir que Teherán libere a los ciudadanos norteamericanos detenidos bajo su cautiverio, sin que se revelaran mas detalles al respecto.

Ahogo económico

Desde que Donald Trump llegó a la Casa Blanca, afirmó que el acuerdo nuclear que alcanzó su predecesor, Barack Obama, con Irán, fue muy injusto, por lo que no dudó en salirse del mismo.

En este sentido, y conocedor de los negocios como poco, Estados Unidos ha impuesto una serie de restricciones económicas a Irán que esperan hagan reaccionar a sus líderes.

Y es que en 2018 el PIB cayó un 3.9 por ciento respecto al año anterior; el desempleo alcanza a casi el 13 por ciento de la población; la inflación anual roza el 50 por ciento; y la deuda externa trepa a los 170 mil millones de dólares.

En estas difíciles condiciones encontraremos soluciones para el bienestar y la comodidad de nuestra gente, incluida la revisión del presupuesto y de las políticas financieras para que estén libres de petróleo", indicó el ministro de Relaciones Exteriores del régimen, Javad Zarif.

¿Hay riesgo de una guerra?

La incógnita sobre la escalada a un conflicto armado ha ocupado sinfín de titulares en los diarios más importante de todo el mundo, pues realmente Estados Unidos no va a la guerra desde 2003 cuando invadió Irak.

A diferencia de conflictos anteriores, en el caso iraní, Estados Unidos podría no contar con sus aliados europeos al haberse salido del acuerdo nuclear, y limitarse a sus amigos regionales como Israel, Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos.

En cambio, Irán tendría el apoyo de Hezbolá en el Líbano, los hutíes en Yemen y un conjunto de milicias en Irak, además de que podría tener simpatía con Siria, después de ayudar a mantener al presidente Bashar al Assad en el poder.

ÚLTIMA HORA