Deshielo masivo en Groenlandia advierte sobre el cambio climático

Las estimaciones térmicas del hemisferio norte del planeta anticipan una cantidad récord para el derretimiento de Groenlandia.

Groenlandia Foto: National Geographic

Antes las diversas advertencias del planeta sobre el cambio climático a lo largo de la zona ecuatorial de la Tierra, el hemisferio norte ya presenta algunos aspectos preocupantes sobre la modificación de las altas temperaturas, específicamente en Groenlandia.

Resulta que las previsiones climáticas para Groenlandia sugieren que este año se registrarán las temperaturas más altas en la historia de esta zona danesa localizada en el nororiente de América del Norte.

Según la climatóloga del Instituto Danés de Meteorología (DMI) Ruth Mottram, este 2019 habrá un nuevo annus horribilis para el territorio groenlandés con unas temperaturas estimadas mayores a los 17.3 grados centígrados. Esta marca histórica captada en Groenlandia el pasado 12 de junio, una temperatura sin precedentes solo equiparable al récord absoluto del 30 de junio de 2012.

“Es posible que este verano se batan los récords de 2012, tanto en la disminución de la capa de hielo provocada por el congelamiento de las aguas oceánicas más baja del Ártico, como para el deshielo del casquete glaciar más alto de Groenlandia. Esto dependerá sobre todo de las condiciones climáticas”, aseguró Ruth Mottram en entrevista.

Este deshielo masivo del hemisferio norte es una consecuencia del cambio climático, específicamente del aumento de la temperatura terrestre. Este hecho afectará a diversos aspectos de la vida cotidiana de los residentes locales groenlandeses, además del aumento significativo del nivel marítimo de las zonas costeras del planeta.

El pasado 17 de junio, se contabilizó que Groenlandia perdió aproximadamente 7 mil 700 millones de toneladas de hielo, provenientes de la banquisa (agua oceánica congelada), el casquete glaciar continental y de los glaciares adyacentes a la masa continental. Desde inicios de este mes, se estiman pérdidas de más de 37 mil millones de toneladas y en aumento para el próximo verano.

¿Será esta la prueba definitiva del cambio climático o seguirán habiendo líderes mundiales que ignoren sus evidencias irrefutables?

ÚLTIMA HORA