#QUÉPASA: ¿WhatsApp seguro? Telegram se ríe y explica por qué nunca lo será

Telegram cargó contra su principal competencia en los servicios de mensajería instantánea.

Telegram revela por qué WhatsApp nunca será seguro Foto: Pixabay

El fundador de Telegram, Pável Dúrov, arremetió este jueves contra WhatsApp y llamó a la comunidad de usuarios a entrar en razón sobre los enormes riesgos que representa utilizar esta plataforma.

El empresario decidió explicar a fondo las razones por las que WhatsApp nunca será una plataforma de mensajería segura al cien por ciento. Su argumentación llegó a través de una columna que no podía ser más explícita en el título: Por qué WhatsApp nunca será seguro.

Dúrov criticó la capacidad de la aplicación propiedad de Facebook para resolver vulnerabilidades, ya que solo tapan un agujero para destapar otro.

“Cada que WhatsApp tiene que corregir una vulnerabilidad crítica en su aplicación, en su lugar aparece una nueva (…) todos sus problemas de seguridad funcionan como puertas traseras”, sentenció.

El fundador de Telegram dijo que la aplicación nunca se convertirá en una aplicación de mensajería segura porque no es de código abierto, además de que se esfuerza de manera importante para que nadie pueda examinar sus archivos binarios.

WhatsApp no es código abierto, por eso, un especialista de seguridad no puede verificar si hay alguna puerta trasera en su código (…) no solo no publica su código, sino que hace exactamente lo contrario: confunde intencionalmente los archivos binarios de sus aplicaciones para que nadie pueda examinarlos cuidadosamente”, denunció.

Dúrov criticó que WhatsApp pasara años enteros funcionando sin un sistema de encriptación de mensajes, lo que significa que la información de los usuarios estuvo expuesta a toda clase de grupos de intereses, desde el Gobierno hasta hackers y empresas.

“Es una locura. No solo gobiernos o hackers, sino también los proveedores de servicios móviles y los administradores de Wifi tuvieron acceso a toda la correspondencia de WhatsApp (…) Tiene un historial claro desde la cero encriptación hasta una sucesión de problemas de seguridad, adecuados para propósitos de vigilancia”, añadió.

El compromiso de Telegram con la seguridad le valió ser bloqueado dentro del propio territorio ruso, debido a la resistencia de la aplicación de entregar las claves al gobierno para descifrar los contenidos de los chats de los usuarios.

ÚLTIMA HORA