Arzobispo encabeza Misa Crismal

Este Martes Santo también encabezó la renovación de promesas sacerdotales.

Misa crismal Foto: Esimagen

El arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez Espinosa, encabezó la Misa Crismal este Martes Santo, así como la renovación de promesas sacerdotales.

Acompañado por sus obispos auxiliares, el clero, seminaristas, religiosas y cientos de fieles,  el arzobispo bendijo los óleos que serán distribuidos a todas las parroquias para administrar algunos sacramentos, y renovó junto con los presbíteros de Puebla sus compromisos sacerdotales.

La Arquidiócesis de Puebla cuenta con 438 sacerdotes diocesanos y 120 sacerdotes religiosos y atienden las 295 parroquias que existen en toda la diócesis.

Los óleos

Los óleos que se bendicen el Martes Santo en Catedral son el Óleo de los Catecúmenos, el Óleo de los Enfermos y el Crisma.

El Óleo de los Catecúmenos sirve para ungir a los que van a ser bautizados, y significa que Jesucristo les da la fuerza necesaria para enfrentar las tentaciones que les pueden dañar.

El Óleo de los Enfermos, es con el que el sacerdote ungen a los que padecen alguna enfermedad, a los que van a someterse a alguna intervención quirúrgica, o a los que se encuentran en peligro de morir; significa que Jesús quiere estar con ellos en esos momentos difíciles para fortalecerles.

El Crisma se usa para ungir a los que ya han sido bautizados, confirmados, a los sacerdotes y obispos, y significa que el bautizado, confirmado, sacerdote y el obispo tienen una misión que cumplir, participando de la función profética, sacerdotal y regia de Jesucristo para establecer el reinado de la paz, justicia, verdad, amor y libertad en el mundo.

ÚLTIMA HORA