Tiger Woods vuelva a tocar la cima 14 años después

El golfista Tiger Woods estalló en júbilo tras haber conquistado el Augusta.

Tiger Woods toca la cima 14 años después Foto: @LPGAAmateurs

Tuvieron que pasar 14 años para que Tiger Woods, considerado como el mejor golfista de todos los tiempos, volviera a tocar el cielo en el Augusta. El estadounidense cerró este domingo una jornada memorable y que jamás olvidará después de haberse coronado y lograr su quinto saco verde.

El mundo del deporte fue testigo de una fecha histórica y ante la cual resulta imposible no emocionarse; el propio Tiger Woods estalló en alegría después de obtener el Masters de Augusta tras firmar una cuarta tarjeta con 69 golpes para un total de 274 (-14).

La imagen de Woods levantando los brazos y con una sonrisa plena en el rostro recordó a aquellos años en los que nadie cuestionaba su hegemonía, la época más gloriosa de un atleta que vio caer su carrera junto con su reputación por el estallido de varios escándalos.

Tiger Woods inició esta fecha a dos golpes de Fracesco Molinari, para después empezar a dar una exhibición de birdies y boggies que lo fueron acercando a la gloria. Finalmente, cuando logró el último putt los asistentes corearon su nombre y él lanzó un grito en el que sacó toda la tensión y frustración acumulada durante todos estos años.

 

La quinta chaqueta verde llegó a hacer más grande su leyenda; el tenista había logrado dominar las ediciones del Augusta en 1997, 2001, 2002 y 2005. Además, el triunfo de este domingo se suma a sus tres Abiertos de Estados Unidos, mismo número de Abiertos Británicos y sus cuatro Campeonatos de la PGA.

La carrera de Woods había caído en un bache profundo desde 2008, cuando sufrió una lesión en la rodilla durante la disputa del US Open. Solo ocho eses después, cayó en el Mundial Match Play y, a finales de febrero, estalló el escándalo por sus relaciones extramaritales.

Este golpe a su reputación le valió perder contratos millonarios con patrocinadores e incluso anunció su retiro del golf. En 2011, Woods reapareció en el US Open, pero tuvo que volver a dimitir por problemas físicos. Todavía en 2017 afrontó un nuevo escándalo por ser detenido por la Policía, que lo encontró dormido por la Policía. De ser el número uno del mundo pasó a ocupar un lugar más allá de la posición mil cien.

Este 15 de abril de 2019 será recordado por ser la fecha en que Tiger Woods volvió a brillar como en su época gloriosa, confirmando que nació para ser el más grande en la historia del golf.

ÚLTIMA HORA