Kevin Feige sobre el regreso de James Gunn a las filas de Marvel

El presidente de Marvel Studios rompió el silencio sobre la recontratación del director de 'Guardianes de la Galaxia'.

James Gunn Foto: Trippin with Tara

Tanto el despido como la recontratación de James Gunn llegaron de manera inesperada para la esfera del entretenimiento, la prensa especializada y el público en general. Sin embargo, al interior de Marvel Studios y Disney seguramente existieron una serie de convenios, charlas y objetivos a cumplir detrás de todo ello.

Tras las declaraciones de algunos directores vinculados también con Marvel como Taika Waititi y Scott Derrickson, además de las palabras de bienvenida por parte de algunos miembros del reparto de Guardianes de la Galaxia (2014-2017) como Zoe Saldana y Dave Bautista hacia Gunn.

Pero un agente muy importante en esta situación es el presidente de Marvel Studios, Kevin Feige, quien no había manifestado su sentir tras el regreso de James Gunn a las filas del estudio. El exitoso productor de cine responsabilizó totalmente acerca del despido y la recontratación a Alan Horn, CEO de Walt Disney Pictures.

“Bueno, no puedo hablar por Alan, pero sé que siempre hace lo correcto, es un hombre, jefe y mentor impresionante. Marvel no sería lo que es hoy sin él. Es un hombre de gran integridad, sabe lo que está bien y lo que está mal. Él decidió que lo correcto era hacer que James Gunn volviera”, mencionó Kevin Feige en entrevista con IGN.

Con respecto a las declaraciones de Dave Bautista arremetiendo en contra de Disney o sobre abandonar el Universo Cinematográfico de Marvel por las acciones injustificadas sobre la figura de Gunn, Kevin Feige se limitó a aceptar que ya no es un tema que le preocupe, porque todo ha vuelto a la normalidad.

“No sé qué es lo que hubiera sucedido con Dave Bautista. Nunca lo sabremos, pero ya no es algo de lo que vayamos a tener que preocuparnos nunca más. Todo ha caído por su propio peso. Todo ha vuelto a ser normal”, finalizó el presidente de Marvel Studios.

ÚLTIMA HORA