#ESPECIAL: La escasez del agua, el gran desafío de nuestro tiempo

La escasez del agua se presenta como uno de los grandes retos de la sociedad moderna, una de las mayores amenazas para la supervivencia.

  • Escasez de agua Foto: Pixabay
  • Escasez de agua Foto: Pixabay

Este 22 de marzo de conmemora el Día Mundial del Agua, fecha especial para generar conciencia sobre su cuidado y para poner sobre la mesa los desafíos pendientes. Si realizamos un análisis general de la situación, veremos que existe muy poco para celebrar.

Existen estudios que proyectan escenarios apocalípticos debido a problemáticas en la gestión de este recurso; si bien parece la trama de una película de ciencia ficción, no podría ser más real. Para muestra, mirar hacia aquellos países que actualmente sufren escasez extrema del líquido vital.

Los datos y estimaciones señalan que dos tercios de la población mundial podrían vivir con escasez de agua para 2025, en caso de que los patrones de consumo actuales se mantengan inalterables. La producción de alimentos es uno de los principales desafíos, tomando en cuenta que dicho recurso es clave para sacar adelante las cosechas y el procesamiento de la comida.

De acuerdo con cifras de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), más de 663 millones de personas viven actualmente sin suministro de agua potable cerca de su hogar ¿Puedes imaginarlo? El problema de cambiar los patrones de consumo reside en que las sociedades que no sufren la escasez no son conscientes de la dimensión del problema.

Cuando la crisis llegue a los grandes centros urbanos, donde ya comenzamos a ver cortes del suministro por diferentes razones, será demasiado tarde.

En el marco del Día Mundial del Agua, Sexenio presenta una serie de datos para generar consciencia y para poner el problema de la escasez en su justa dimensión.


Pixabay

1. Oriente Medio se ubica como la región más vulnerable ante el problema de la escasez del agua. 14 de los 33 países que tienen más probabilidades de padecer esta problemática de forma dramática se encuentran en esta zona del mundo. Los países más castigados serían Bahréin, Kuwait, Palestina, Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudí, Omán y Líbano.

2. La situación de escasez de agua afecta a cuatro de cada diez personas en el planeta, algo que empeora por el crecimiento de la población, el desarrollo urbanístico y el incremento del uso del agua con fines industriales.

3. El agua de mala calidad aumenta el riesgo de enfermedades diarreicas, especialmente, el cólera, la fiebre tifoidea, la salmonelosis y otros padecimientos que pueden causar epidemias mortales en los lugares más rezagados o con nulos servicios de salubridad.


Pixabay

4. Para 2025, alrededor de dos mil millones de personas vivirán con 500 metros cúbicos anuales, la cantidad mínima recomendada por los expertos para poder llevar una vida sana e higiénica.

5. Si bien actualmente hay suficiente agua potable en el planeta para abastecer a toda la población mundial, se encuentra distribuida de forma irregular. A lo anterior, se suma que una cantidad importante se desperdicia, otra más está contaminada y otra porción se gestiona de forma insostenible.

6. La agricultura es la principal causa de escasez de agua, pero también podría ser la puerta para reducir la huella hídrica. En caso de no hallar soluciones sostenibles, el actual modelo de producción agrícola será completamente inviable y se desatarán crisis de hambruna.

ÚLTIMA HORA