Medidas para recuperar Pemex son insuficientes: Fitch Ratings

Para Fitch Ratings, Pemex necesita un flujo de efectivo de entre 12 mil millones a 17 mil millones de dólares por año.

Pemex Foto: Gobierno de México

La calificadora Fitch Ratings aseguró que las medidas de apoyo anunciadas por el gobierno federal para reducir la carga fiscal de Petróleos Mexicanos (Pemex) son insuficientes para prevenir el deterioro de la calidad crediticia de la empresa.

“Aunque la combinación de las medidas anunciadas para 2019 suman aproximadamente 5.2 mil millones de dólares y pueden ayudar a que la empresa reporte un flujo de fondos libre neutral y no incremente el nivel de deuda, las inversiones en exploración y producción se mantendrán presionadas y no ayudarán a mejorar la producción y la disminución en las reservas”.

En un comunicado de prensa tras el anuncio del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, la calificadora resaltó que las medidas de apoyo anunciadas son menores que los 17 mil millones de dólares de requerimientos de efectivo anuales adicionales.

“El anuncio de la reducción de la carga fiscal es improbable que mejore el perfil crediticio individual en escala internacional de Pemex de 'CCC' y probablemente no cambiará la evaluación como "moderado" sobre el historial de soporte. Como resultado, Fitch espera mantener una diferencia en la calificación internacional menor en dos niveles a la de México, y que la calificación de Pemex se mueva en línea con la calificación del  país”, explicó Fitch Ratings.

Para Fitch Ratings, Pemex necesita un flujo de efectivo de entre 12 mil millones a 17 mil millones de dólares por año para tener un programa de inversión de capital en exploración y producción que sea suficiente para reponer 100 por ciento de las reservas y estabilizar la producción.

En su conferencia matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador señaló que gran parte del problema de Pemex es la corrupción.

El Presidente de la República recalcó que la confianza de la transformación de Pemex radica en el convencimiento de su gobierno de que el principal problema de la petrolera es la corrupción.

“Nosotros entregaremos los datos de corrupción, que hay en todos lados, desde Pemex hasta Sedesol (…) Busquen la información correcta (…) Los tecnócratas que apostaron a la privatización, que son corresponsables de la quiebra, del fracaso de Pemex, están ahora en una postura, para decirlo suavemente, de escepticismo, que no se va a poder, que es mucha la deuda, que va a ser imposible rescatar a Pemex”.

ÚLTIMA HORA