Suman más de 100 muertos por alcohol adulterado en India

La crisis sanitaria por el alcohol adulterado en India no deja de cobrar víctimas.

Alcohol adulterado en India Foto: Agencias

El jueves 7 de febrero inició la llamada crisis sanitaria del alcohol adulterado en India, una problemática que ha dejado hasta el momento más de cien víctimas mortales, según dieron a conocer las autoridades del país asiático.

La mayoría de los casos se presentó en la zona norte del país, donde el Gobierno local desplegó un operativo de seguridad para arrestar a todas las personas involucradas en la venta de alcohol adulterado a la población. El resultado de este fortalecimiento de la seguridad ha sido cerca de 300 arrestos.

Entre las zonas más afectadas por la comercialización de alcohol adulterado en India se encuentra el distrito de Saharanpur, en Uttar Pradesh. De los más de cien muertos, 60 pertenecen a esta región, además de que la cifra podría aumentar porque todavía hay entre 15 y 20 personas internadas en hospitales.

El subdirector general para el Orden Público de la Policía regional, Anand Kumar, dijo que la campaña para acabar con la venta de alcohol adulterado en India dejó al descubierto una industria que reportaba importantes ganancias al mercado negro a costa de la salud de los civiles.

“Ahora mismo el licor ilícito está siendo analizado. No puedo decir de forma concluyente cuál es su composición química, pero parece ser que la presencia de pesticidas y otros químicos lo hacían tóxico”, señaló, aunque recalcó que es necesario esperar a que los especialistas entreguen mayor información al respecto.

Hasta la mañana de este lunes, el estado de Uttarakhand reporta 26 personas muertas por la crisis sanitaria en India, las cuales eran elaboradas en un pueblo fronterizo del distrito de Saharanpur, comentó la autoridad local.

Cada botella de alcohol adulterado era vendida en 1.40 dólares, un precio muy por debajo de su costo real. El Gobierno reveló que el mayor consumo de las bebidas adulteradas se da en las zonas rurales o pobres, donde no se tienen controles estrictos para frenar su producción y posterior venta a la población.

ÚLTIMA HORA