Lydia Cacho ha violentado nuestros derechos como víctimas: Edith Encalada

Lydia Cacho les debe por lo menos una disculpa a las víctimas del caso Succar por las cuales se dio a conocer.

  • Foto: Especial
  • Foto: Especial
  • Foto: Especial
  • Foto: Especial

Mediante un comunicado de prensa, la cantante Edith Encalada ha manifestado su punto de vista respecto a la disculpa que el gobierno mexicano ha ofrecido a Lydia Cacho.

Lydia Cacho cometió los delitos de difamación y calumnias y por eso giraron una orden de aprehensión en su contra desde la Procuraduría de Puebla.

Como en cualquier cumplimiento de orden de aprehensión, los agentes judiciales solo hicieron su trabajo, pero Lydia se ha ensañado contra ellos sin importarle arruinarles la vida por su egolatría resultando que existen por cumplir 4 órdenes de aprehensión contra diversos agentes judiciales.

ÚLTIMA HORA

Muestra de cómo es la periodista, es que a estas personas que no conocían a ella ni a nadie de las personas que Lydia involucró, sólo cumplían con su deber, y buscó lastimarlas para defenderse a sí misma.

Lydia Cacho quería acusar a más personas que nada tienen que ver con mi vida privada, con mi historia personal en mi niñez y adolescencia ni con las demás víctimas. Fue una de las razones por las que rompí la relación con ella y con su institución CIAM Cancún, porque yo jamás he dicho que exista ninguna "red de pederastia" ni ninguna de las otras víctimas.

Desde su amarillismo ha hecho creer Lydia Cacho, ella fue quien hasta manipuló los expedientes de la PGR, obligándome bajo mucha presión física y psicológica a firmar declaraciones que no me dejaban leer.

Esto me sucedió a mí y a otras afectadas cuando nos tenía secuestradas en su institución CIAM Cancún, supuesta fundación que nos ofreció privacidad como víctimas de un penoso delito, algo que evidentemente Lydia Cacho violó al vender nuestros expedientes a editorial Grijalbo y dar un sin número de entrevistas y conferencias violentando nuestros derechos desde hace quince años.

La resolución de la ONU fue porque Lydia presentó un expediente basado en mentiras ya que, entre otras cuestiones, no tiene autorización de ninguna de las víctimas para haber transcrito nuestros expedientes en su libro; pues es información que le dimos a una fundación CIAM Cancún.

Lydia nunca se presentó ante nosotras como periodista, ni mucho menos que escribiría ningún libro; y respecto al periodismo que es una loable profesión, los comunicadores siempre preguntan a sus entrevistados para obtener los datos y autorizaciones, pero nunca fue así en nuestro caso, ya que quien nos atendían en fundación CIAM presidida por Lydia Cacho; eran una psicóloga y abogadas, profesiones que debían guardar el sigilo y su respectiva ética, pero al parecer a Lydia no le importó el respeto y violó los archivos tomando nuestros expedientes desde dicha fundación.

Por lo que no se basó en ninguna investigación periodística, se basó en mentiras, manipulación de información que le dimos y violaciones a nuestros derechos, pues aquí las verdaderas víctimas somos nosotras, somos víctimas de Lydia Cacho y su egolatría.

Lydia Cacho también le ha mentido hasta a la ONU al afirmar que tenía el permiso de las 7 víctimas para escribir el libro "Los Demonios del Edén", algo que es totalmente falso, ninguna de las 7 le dio ningún tipo de autorización ni siquiera verbal.