¿Qué pasaría si el desabasto de gasolinas continúa por 10 semanas?

El desabasto de gasolinas no solo pone nerviosa a la sociedad civil, sino también preocupa a las empresas por el enorme riesgo de una crisis de mayores proporciones.

Foto: Especial

Varios estados de la República Mexicana continúan con problemas para garantizar el abasto de gasolinas en las estaciones, una problemática que ha generado un ambiente de incertidumbre y pánico en algunos sectores de la sociedad.

En declaraciones para Forbes, el economista e investigador de la Universidad La Salle, Carlos Alberto Jiménez, dijo que es algo esperado que la redistribución de combustible legal en las gasolineras demore algo de tiempo.

“…no se trata de un desabasto de combustible. Es una caída de los inventarios por una venta atípica, provocada por un pánico o estrés, resultado de la especulación”, consideró.

ÚLTIMA HORA

Sin embargo, reconoció que la situación se podría volver grave si esta coyuntura se extiende alrededor de diez semanas, ya que podría ocasionar retrasos en la distribución de mercancías para los consumidores.

“Hay muchas cosas que se entregan vía terrestre (…) [Si se extiende por más de diez semanas] habría retrasos en entrega de algunas mercancías, en las empresas que necesitan materias primas también tendrían retrasos y eso se traduciría en impactos en la producción”, puntualizó.

De acuerdo con sus previsiones, este escenario se reflejaría con mayor fuerza en el sector del autotransporte de carga, así como en la industria automotriz y de construcción, debido a su propia logística de inventarios.

Asimismo, Jiménez pidió a las autoridades estar al pendiente de que los establecimientos no comiencen a lucrar con la incertidumbre de la gente aumentando los precios de forma intencional e injustificada.

“…las autoridades deben estar alertas para evitar que algunos se aprovechen de la situación y hagan especulaciones con cualquier otra mercancía y aumenten los precios. Un impacto en los precios sería producto de la especulación y no desde una situación real de la economía”, añadió.

Otros especialistas señalaron que, por ahora, los comercios no han resultado tan golpeados por la falta de combustibles, sin embargo, de extenderse el periodo de desabasto se comenzarían a ver efectos negativos en el transporte público, el traslado de mercancías y la cancelación de servicios.

Con información de Forbes México