Ricardo Anaya propone eliminar uso de efectivo en el gobierno

El candidato presidencial Ricardo Anaya aseguró que el fin de la corrupción llegará cuando existan leyes que blinden la gestión de recursos públicos.

Foto: Especial

lunes, 16 de abril de 2018, Sergio Noriega

Durante su conferencia matutina, el candidato de la coalición Por México al Frente, Ricardo Anaya, aseguró que el país debe avanzar hacia un modelo de gestión financiera que permita transparentar el uso de los recursos públicos.

El ex líder nacional panista dijo estar a favor de que se elimine el uso de efectivo dentro de los tres órdenes de gobierno, y urgió a los diversos actores políticos a aprobar normas y mecanismos que garanticen el ejercicio responsable de las finanzas.

Anaya plagia mi política migratoria: Meade Kuribreña

Anaya condena actos de violencia contra evento de Meade Kuribreña

“La corrupción no se va a resolver solamente con voluntarismos, sino con reglas, leyes, instituciones que verdaderamente prevengan y sancionen cualquier acto de corrupción y, por supuesto, con toda la voluntad política necesaria”, declaró.

A la par de la iniciativa de eliminar el uso de efectivo en el gobierno, Anaya Cortés también presentó otras propuestas para poner fin a la corrupción, el gran mal que golpea al país desde varios años atrás.

Entre ellas, se encuentra la creación de un nuevo sistema de fiscalización del dinero en la política, el cual tenga como finalidad castigar el uso de recursos de procedencia ilícita. Asimismo, dijo que impulsaría herramientas de inteligencia financiera para darle seguimiento a cada peso del presupuesto.

El candidato de la alianza integrada por el PAN, PRD y MC advirtió sobre la urgencia de una plataforma digital que permita el rastreo eficaz de los recursos públicos, a fin de que se pueda conocer en tiempo real el destino del dinero.

Además del tema financiero y de transparencia, Ricardo Anaya también abordó la necesidad que tiene el país de contar con una Fiscalía General y una Fiscalía Anticorrupción, pero recalcó que ambas deben ser libres de cualquier lazo partidista y cien por ciento autónomas en sus decisiones.