Calaveritas de azúcar, lo que no sabes de este dulce de Día de Muertos Foto: Especial / Imagen ilustrativa de las calaveritas de azúcar

Las calaveritas de azúcar es uno de los dulces típicos de las ofrendas y durante este Día de Muertos, las cuales tienen muchas curiosidades sobre su origen, forma y el dulce del que se realiza.

Para comenzar, tiene su origen en el Tzompantli, un altar utilizado en las civilizaciones de Mesoamérica, lo cual representaba que la muerte es el fin de una etapa. Los habitantes de estas zonas conservaban los cráneos humanos para honrar a los dioses y recordar a la muerte, un elemento que para ellos siempre está presente.

Hablando sobre el dulce, las calaveritas se elaboran con una mezcla de azúcar caliente y limón que se funde hasta formar una masa líquida. Esta se vacía en un molde para darle la forma de un cráneo humano.

También conocidas como alfeñiques se pueden decorar con coronas, espirales, grecas multicolores, así como otros detalles decorativos.

Actualmente se pueden realizar de diferentes ingredientes como amaranto, chocolate, pasta de almendras, inclusive de gomita, las cuales también pueden ser decoradas con cacahuate o miel.

La más nutritiva de estas calaveritas es la de amaranto ya que solo tiene 150 calorías contra las 360 que tiene la de chocolate. Además, es baja en grasas y una fuente saludable de carbohidratos, y el amaranto contiene lisina, un aminoácido que ayuda a la memoria, inteligencia y alto aprendizaje.