Pandilleros se ponen los uniformes y manchan el futbol: Enrique Bonilla Foto: Especial / Enrique Bonilla habla sobre aficionado de Tigres

Enrique Bonilla, presidente de la Liga MX, salió públicamente a condenar los hechos que tuvieron lugar el pasado domingo, cuando un grupo de aficionados de Monterrey golpearon con brutalidad a un joven y lo dejaron en estado crítico, desnudo y ensangrentado sobre el pavimento.

No se trató de una simple riña, sino de un intento de homicidio que, de no ser por la rápida intervención de los servicios médicos, habría tenido consecuencias fatales.

En entrevista para la cadena TDN, Bonilla se mostró indignado por la pelea entre los hinchas rayados y felinos previo al Clásico Regio, una nueva tragedia del futbol mexicano y que ya le dio la vuelta al mundo.

“Llevamos mucho tiempo pidiendo que se erradiquen estos grupos. Mucho tiempo pidiéndoles a las autoridades que endurezcan los castigos, y a los equipos que ayuden a identificarlos”, expresó.

Bonilla señaló que el tema de seguridad en el Clásico Regio no es cuestionable, sobre todo, porque en el estadio hubo más de dos mil 500 elementos que garantizaron el orden en todo momento. En cambio, aceptó que esta rivalidad y fanatismo también debe ser abordado como un problema social.

“Lo que se acordó en la junta previa se cumplió, la seguridad en la zona del estadio se cumplió. Fuera del estadio es muy difícil de controlar (…) Se platicó con las autoridades y ellas recomendaron que el evento debía seguir, las consecuencias podían ser mucho mayores si se suspendía”, reveló.

 

El presidente de la Liga MX quiso hacer esta aclaración debido a que, tras el lamentable suceso, los usuarios de las redes sociales comenzaron a exigir que fuera suspendido el partido entre Monterrey y Tigres.

Finalmente, lanzó una condena contra los grupos de aficionados que se dedican a cometer actos violentos, aquellos que entienden el futbol como la excusa perfecta para cometer fechorías y toda clase de crímenes.

“…no nos interesan que vayan a los estadios (…) esos malandros jamás se quieren credencializar, jamás se presentan. Nosotros como particulares no podemos difundir su rostro porque la ley los protege (…) Seguimos trabajando desde nuestra trinchera. Dos grupos de pandilleros que se citan fuera del estadio, ellos se buscan y se disfrazan bajo los uniformes de nuestros clubes. Eso no se vale, manchan el futbol”, concluyó.