El día que Messi 'lloró como un nene'

Elvio Paolorosso reveló una anécdota desconocida sobre el crack del Barcelona, Lionel Messi.

Foto: Especial

Lionel Messi sufre la maldición de no poder ganar nada con la Selección Argentina a nivel mayor. Muchos hinchas piensan que el genio se irá del mundo del futbol sin una Copa del Mundo, con más fracasos que glorias con la camiseta de la Albiceleste.

La opinión de la afición argentina está dividida; existen quienes bancan a Messi pese al pobre futbol desplegado por su selección en mundiales, y del otro lado están quienes lo tildan de “pecho frío”, un jugador que solo está para defender la playera del Barcelona.

Estas últimas acusaciones contra La Pulga causan un gran dolor en Elvio Paolorosso, preparador físico de Gerardo Martino, quien compartió una anécdota que exhibe el verdadero sufrimiento de Messi por las constantes derrotas con la selección.

ÚLTIMA HORA

Este hecho ocurrió tras la final de la Copa América Centenario de 2016, cuando el conjunto argentino cayó derrotado en penaltis ante su similar de Chile. Aquella ocasión, Messi falló su tiro…no hubo momento menos oportuno.

“El vestuario después de la Copa América fue muy doloroso, pero lo peor vino después”, evocó.

Paolorosso recuerda que fue a la zona de utilería durante la madrugada tras la lamentable derrota ante los chilenos, para darse cuenta que el lugar había sido elegido por Messi para sacar su tristeza.

“A las 2:00 horas de la madrugada, más o menos, fui a la utilería y encontré a Leo, solo, absolutamente solo, llorando como un nene que perdió a la madre (…) Estaba tirado, ahí, sin nadie que lo pudiera consolar. Lo abracé y lloriqueamos un poco los dos”, reveló.

El preparador físico dijo no tener una sola crítica para el crack argentino, pues lo ha visto trabajar como un loco y apasionado cada vez que se enfunda en los colores de la selección.

"A Messi lo tuve en Barcelona y en Argentina y lo único que tengo hacia él son palabras de agradecimiento. Siempre colaboró para bien, hasta se fijaba si la cancha estaba dura o blanda", concluyó así su relato.