¡Alarmante! Niñas ofrecen sexo para sobrevivir en África

La situación que afrontan las niñas y adolescentes de Nigeria, Camerún y Níger es denigrante, aseguran los activistas en derechos humanos.

Foto: Especial

Las niñas y jóvenes que viven en la cuenca del lago Chad viven una realidad dolorosa, según quedó expuesto en el informe Adolescentes en emergencia: Voces del lago Chad, elaborado por la organización Plan Internacional.

Las principales afectadas por la violencia desatada en la región por los grupos islámicos son las adolescentes de entre diez y 19 años, quienes no solo deben lidiar con la violencia de sus hogares, sino que también son denigradas en escuelas y todo lugar público.

El ocho por ciento de las encuestadas reveló haber sufrido abuso sexual durante el último mes; en la mayoría de los casos, el agresor fue algún varón de su misma edad. En tanto, casi el 50 por ciento de los casos se presentó fuera del hogar y el 25 por ciento en las instalaciones escolares.

ÚLTIMA HORA

Muchos padres de familia toman la decisión de casar a sus hijas de forma precoz debido a las dificultades económicas de la familia. Las cifras oficiales muestran que 57.4 por ciento fueron casadas entre los 14 y 15 años, pese a que este tipo de lazos matrimoniales suelen perpetuar la pobreza.

Ante la falta de oportunidades laborales, miles de jóvenes adoptan medidas desesperadas, entre las que se encuentra el llamado sexo de supervivencia. Las pequeñas aceptan o son obligadas a prostituirse para conseguir algo de dinero y poder llevar alimento a sus hogares.

El estudio de la crisis que se vive en Níger, Camerún y Nigeria muestra que un gran porcentaje de las adolescentes ha tenido que prostituirse, debido a que no hay suficiente comida en sus casas para alimentar a todos los miembros de la familia.

"A pesar de que muchas de estas niñas se sienten profundamente tristes, sienten esperanza de poder mejorar, de poder trabajar, de poder seguir educándose y aportar fondos a sus familias que les permitan salir de esta situación", explicó la responsable de Plan Internacional, Concha López.