Huracán Florence ya es categoría 2, pero mantiene su peligrosidad

El Huracán Florence se debilitó a categoría 2, pero sigue manteniendo en alerta a Estados Unidos estando cerca de hacer contacto.

Foto: Especial

El Huracán Florence se degrado a categoría 2 dentro de la escala Saffir-Simpson, aunque los Estados Unidos se mantienen en alerta al mantenerse su potencial destructor.

De acuerdo con el Centro Nacional de Huracanes (NHC por sus siglas en inglés), Florence mantiene vientos sostenidos de 175 kilómetros por hora, desplazándose a velocidad de 28 km/hr. En cuanto a su ojo, se ubica a 455 kilómetros al sureste de Wilmington, Carolina del Norte.

El NHC informó que el huracán se acerca peligrosamente a las costas de Las Carolinas y que una vez haciendo contacto con tierra, se moverá sobre la línea costera entre la madrugada y día del viernes 14 de septiembre.

ÚLTIMA HORA

Pese a bajar de categoría, el organismo señaló que Florence está acompañado de vientos que son extremadamente peligrosos, por lo que su categoría no es igual al potencial de daños.

Respecto a esto, se mantiene el potencial de marejadas ciclónicas y la posibilidad de causar intensas lluvias en la costa sureste de Estados Unidos. Una marejada ciclónica es una inundación costera provocada por vientos que empujan la superficie oceánica elevando el nivel del mar por encima del habitual.

“Existe la posibilidad de inundaciones que amenacen la vida”, advirtió la NHC sobre el momento que Florence se estacione en las costas.

Casos similares han ocurrido, como fue el huracán Sandy, el cual alcanzó territorio estadounidense siendo de categoría 2, dejando varias afectaciones y al menos 60 personas fallecidas. En Haití también provocó daños al dejar 50 muertos y en Cuba sumó otros diez.

La escala Saffir-Simpson con máxima de cinco fue creada por el ingeniero civil Herbert Saffir en 1969, siendo expandida posteriormente por Robert Simpson, exdirector del Centro Nacional de Huracanes, basándose ambos en la velocidad del viento y no con su potencial de daño.

“La diferencia entre tormentas y huracanes es la velocidad del viento. Una vez que lleguen los vientos sostenibles, es decir, que se mantengan por un minuto o más a 74 millas (119 kilómetros), ya es categoría 1 de huracán”, explicó Ahira Sánchez Lugo, climatóloga de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA) consultada por la BBC.