#QUÉPASA: Trafican con animales en peligro de extinción ¡por grupos de Facebook!

La imaginación del hombre no tiene límites, sin embargo, esto es un gran peligro cuando se usa para fines tan crueles como el tráfico de animales.

Foto: Especial

Facebook continúa siendo la red social con mayor cantidad de usuarios a nivel mundial, por lo que es vista como una excelente herramienta para hacer negocios. No hay ningún problema con ello, a menos que sus herramientas sean utilizadas para delitos como traficar con animales en peligro de extinción.

En los últimos días, TRAFFIC, una organización dedicada a la conservación de la biodiversidad, reveló los resultados de una investigación que exhibió la verdadera crueldad del hombre. Durante sus indagatorias, descubrieron una red de tráfico de animales en Tailandia que operaba a través de grupos de Facebook.

En total, TRAFFIC encontró 12 grupos, mil 500 listados de animales vivos y más de 200 mil miembros que participaban en estos espacios. Tras evaluar su comportamiento desde 2016, comprobó que el número de usuarios activos en dichos grupos se duplicó hasta alcanzar los 203 mil 445 integrantes en 2018.

ÚLTIMA HORA

Asimismo, se percató que la red de tráfico de animales ofrecía especies autóctonas en peligro de extinción; entre ellas, la nutria euroasiática, también conocida como Lutra Lutra, y el galápago rayado.

Las actividades de esta red de tráfico son una burla contra las leyes que prohíben el comercio de animales nativos de Tailandia. En los grupos de Facebook, TRAFFIC encontró también a criaturas como el rhinoplax vigil, el cocodrilo siamés y el oso tibetano.

La situación se torna todavía más oscura debido a que los traficantes de estos animales exóticos, en varias ocasiones, vendían especímenes muertos o incluso miembros del cuerpo.

“…el creciente comercio de vida silvestre online solo aumentará la presión sobre las especies autóctonas amenazadas que actualmente no tienen protección legal o regulación”, protestó la directora regional de TRAFFIC en la zona sureste de Asia, Kanitha Krishnasamy.

Tras enterarse del escándalo, un vocero de Facebook salió a refrendar el compromiso de la red social para acabar con este tipo de prácticas y lamentó que las herramientas de la plataforma sean utilizadas para propósitos deshumanos.