#ESPECIAL: El iPhone, el teléfono que lo cambió todo

Steve Jobs ideó, desarrolló y presentó el iPhone en 2007, y a partir de ahí, el mundo cambio en diferentes ámbitos.

Foto: Especial

El 9 de enero de 2007, el entonces CEO de Apple, Steve Jobs, anunció en la Macworld Conference & Expo el nuevo dispositivo de la compañía: el iPhone.

Siguiendo la estética de los demás nombres de los productos de la empresa, el iPhone era la apuesta de la empresa de Cupertino de entrar en el mercado de los teléfonos móviles, el cual tuvo un crecimiento exponencial en la primera década del siglo XXI.

Steve Jobs observó este fenómeno con detenimiento, y con ello ideó, desarrolló y presentó el iPhone, que años después se convirtió en el buque insignia de Apple.

ÚLTIMA HORA

"Hoy vamos a hacer algo de historia (...) Presentamos tres productos revolucionarios: un iPod con controles táctiles, un teléfono móvil revolucionario y un dispositivo avanzado de conexión a Internet. No son tres dispositivos distintos, es uno solo y lo hemos llamado iPhone. Este es un día que he estado esperando durante dos años y medio", decía Steve Jobs en medio de la prensa e invitados aquel 9 de enero de 2007.

Desde el lanzamiento del primer iPhone, a la fecha, se han lanzado 18 versiones diferentes de este teléfono que sin duda marcó pauta en el mercado y cambió al mundo de diversas formas, desde el ámbito del marketing y la publicidad hasta la cotidianeidad de millones de personas alrededor del mundo.

No en vano, Apple fue la primera empresa, y hasta ahora única, que elevó su valor hasta el billón de dólares, todo gracias a que ha sabido conjugar en el iPhone un equipo deseado por muchos al tiempo que lo ha logrado vender como nunca antes.

Basta ver año con año como la gente hace filas para el lanzamiento de un nuevo equipo, aunque sea de noche, para adquirir el nuevo teléfono, y no importando pagar unos dólares más por tener más capacidad de memoria o por obtener una versión en un color en especial.

La guerra con Samsung

Sin duda, el mundo de los teléfonos móviles, llamados hoy en día smartphones debido a la gama de tareas que ofrece al usuario, cambió no solo la forma en producir los equipos, sino también el escenario internacional de empresas que los venden.

Antes del iPhone, las empresas líderes en la venta de teléfonos móviles eran Nokia y BlackBerry. La primera desapareció unos años para volver a un mercado que no logró entender en su momento, mientras que la segunda no supo adaptar el desarrollo de sus teléfonos, que acaparaban mucho del mercado empresarial gracias a su soporte, y su posicionamiento cayó drásticamente en los últimos años.

Actualmente, las empresas líderes en los smartphones son Samsung, Apple y Huawei. La primera, mejor que ninguna otra empresa, comprendió lo que Jobs presentó aquel 2007 en el iPhone, y hoy es la líder en ventas en el sector. Le sigue Apple y Huawei, esta última aprovechando el poder de China en el mercado global para ofrecer alternativas a las dos empresas que comandan el sector.

Precisamente, Apple y Samsung no solo buscan año con año convencer al público que son la mejor opción para adquirir un smartphone, sino también libran una batalla legal por patentes que data de 2011.

En abril de 2011 Apple denunció a Samsung por copiar la forma rectangular con esquinas redondeadas de iPhones y iPads, así como elementos de la interfaz, como el toque para ampliar una imagen.

Y aunque el primer round lo ganó Apple, cada año parece surgir un nuevo campo de batalla en patentes entre las dos empresas y que parece no tener final.

A su vez, Apple con el iPhone y Samsung con su línea principal de Galaxy libran una guerra entre los llamados por muchos mejores equipos del mundo, y es que cada año presentan una nueva versión mejorada, con mejor hardware y software, y con funcionalidad que hace años nadie hubiera imaginado posible.

Este miércoles, Apple presentará el nuevo iPhone al mundo, en un capítulo más de esta batalla que libra con Samsung, y que al parecer, gusta a millones alrededor del mundo.