Javier Corral se opone al "perdón y olvido" de López Obrador

El gobernador Javier Corral aseguró que los casos de corrupción de la presente administración no deben quedar impunes.

Foto: Especial

El gobernador de Chihuahua, Javier Corral Jurado, aseguró que la ciudadanía le dio la victoria a Andrés Manuel López Obrador y Morena el pasado 1 de julio por el hartazgo que existe por los casos de corrupción y la violencia que sufre el país.

El mandatario estatal consideró que el nuevo gobierno caería en un terrible error si la estrategia de reconciliación nacional decide hacer “borrón y cuenta nueva”, es decir, ignorar y dejar sin castigo todos los delitos que se perpetraron durante la gestión actual.

Corral dejó clara su postura después de escuchar las declaraciones de José Agustín Ortiz, representante de Morena ante el Instituto Electoral de la Ciudad de México. El pasado 8 de agosto, éste último señaló que Obrador olvidaría y perdonaría para comenzar de cero.

ÚLTIMA HORA

“Esta grotesca concepción de la reconciliación lo que haría, de ser cierto, es perpetuar la injusticia. Porque el borrón y cuenta nueva no pudre los problemas o los elimina; al contrario, crecen (…) Cuando el conjunto de esos raterillos saben que se perdona a los grandes ladrones de México, eso en realidad es un aliciente”, expresó.

El Gobernador de Chihuahua consideró que la ciudadanía no estará muy contenta de saber que López Obrador piensa “olvidar” todos los delitos del pasado, ya que fue precisamente el sentimiento de inconformidad y hartazgo lo que llevó a los ciudadanos a tachar la boleta a su favor en las pasadas elecciones.

“Ningún gobernante puede perdonar a nombre de las personas, de la sociedad y del pueblo, a quienes le causaron agravios en su patrimonio o en sus derechos humanos (…) ¿Qué tanto y qué realmente piensa hacer López Obrador?”, cuestionó.

Asimismo, recalcó que las sanciones de los delitos cometidos por servidores públicos no pueden ser entendidas como una revancha política, más allá de que surgirían acusaciones de esta índole. Corral Jurado indicó que no se trata de un capricho, sino de una obligación con base legal y sustento moral.