Bejarano asegura no ser el villano número uno de México

René Bejarano afirmó que no planea ser parte del gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Foto: Especial

René Bejarano, dirigente del Movimiento Nacional por la Esperanza, afirmó que ahora ya no es el enemigo número uno de México, sitio que ya ocupa Luisito Rey, el padre de Luis Miguel que entró a la cultura popular gracias a la serie del cantante producida por Netflix.

En conferencia de prensa, dijo que se encuentra tranquilo y que le gusta dedicarse a dirigir la Asociación por la que buscará vigilar la política al no tener interés de acceder a algún cargo público.

“Hoy soy el villano número dos porque el primero es Luisito Rey”, afirmó Bejarano.

ÚLTIMA HORA

Afirmó que no estará en el próximo gobierno de Andrés Manuel López Obrador, presidente electo de México, debido a que no lo ha solicitado y porque no cree que se lo ofrezcan. Al tiempo, aseguró que no formará ninguna estructura paralela al gobierno.

Comentó que su lejanía a la figura de López Obrador se debe a una estrategia para no afectar la imagen del político tabasqueño, reconociendo que la última vez que tuvo contacto con él fue en 2004, año en que se difundió su llamado video escandalo donde se le vio recibiendo dinero del empresario Carlos Ahumada.

Al respecto dijo que el tiempo le ha dado la razón y que fue víctima de una trampa, acusando entre líneas a Rosario Robles de ser la responsable de esto.

Además, recordó que Federico Döring reconoció que el video tenía como intención dañar a López Obrador al recibir el material de parte de Diego Fernández de Cevallos y Carlos Salinas de Gortari, siendo distribuido posteriormente por un noticiero televisivo.

Explicó que los únicos contactos que ha tenido con el presidente electo han sido por medio de Yeidkol Polevsnky, dirigente nacional de Morena, así como por Andrés Manuel López Beltrán, hijo del político tabasqueño.