#ESPECIAL: Día Mundial del Agua ¿cómo andamos de litros en México? Foto: Especial / Escasez de agua en México

El agua es el líquido vital, no sólo para la humanidad, sino para todos los seres vivos que habitan el planeta. Ya hemos escuchado infinidad de veces que debemos cuidar de ella, pero ¿realmente se están tomando medidas importantes para conservarla?

Este 22 de marzo se celebra el Día Mundial del Agua, en el cual se invita a todas las naciones a participar de actividades relacionadas con la conservación, el desarrollo y el buen uso de los recursos hídricos.

El Día Mundial del Agua está coordinado por UN-Water, un mecanismo de colaboración de la ONU para temas relacionados con el agua potable en el que participan gobiernos y otras entidades.

La ONU destaca que el agua propicia el bienestar de la población y el crecimiento inclusivo; además, tiene un impacto positivo en la vida de millones de personas, al incidir en cuestiones que afectan la seguridad alimentaria y energética, a la salud humana y al medio ambiente.

En la actualidad, más de 663 millones de personas viven sin suministro de agua potable cerca de su hogar, lo cual les obliga a pasar horas haciendo fila o trasladándose a fuentes lejanas, además de enfrentarse a problemas de salud debido al consumo de agua contaminada.

De hecho, mil 800 millones de personas en el mundo usan una fuente de agua contaminada por material fecal, lo que las pone en riesgo de contraer cólera, la disentería, el tifus o la polio. El agua no potable y pobres infraestructuras sanitarias, así como la falta de higiene, causa alrededor de 842 mil muertes al año.

Cabe mencionar que, si bien nos encontramos rodeados por un 75 por ciento de agua aproximadamente, alrededor del 97 por ciento es agua salada, es decir, únicamente el tres por ciento es apta para el consumo humano.

Pero hablemos específicamente de nuestro país ¿está México atravesando una crisis de agua potable? Las cifras son una prueba irrefutable y todo apunta a que necesitamos hacer un esfuerzo mayor para erradicar este problema, que ya es una realidad en algunas partes de la República Mexicana.

El acceso de agua en México

El tema de la sobrepoblación en algunas zonas del país agrava la situación del acceso a agua, tal es el caso de la Ciudad de México, donde cada vez hay más habitantes, lo cual demanda más viviendas y más recursos hídricos.

Esta relación podría convertirse en un problema mayor si no se implementan estrategias y sistemas que permitan ahorrar y reutilizar el líquido vital, ya que, en muchas comunidades que ya de por sí cuenta con un mínimo suministro de agua, se continúan construyendo edificios y viviendas.

Al respecto, Ignacio García de Presno, socio líder de asesoría en infraestructura de KPMG en el país, aseguró que la capital y el Estado de México tienen problemas en el suministro de agua porque ha crecido su consumo, pero no ha aumentado el volumen de lo que se obtiene de mantos freáticos y del sistema Cutzamala, el cual permite transportar agua desde Michoacán, pasando por el Edomex, hasta la Zona Metropolitana del Valle de México.

Y es que, según el Consejo Consultivo del Agua, la zona centro-norte del país concentra 27 por ciento de la población, genera el 79 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) y sólo hay 32 por ciento de agua potable.

Mientras tanto, la zona sur cuenta con el 68 por ciento del agua potable del país, y es donde se encuentra únicamente el 23 por ciento de la población, y se genera el 21 por ciento del PIB.

Acceso al agua

Ciudades en alerta por escasez

Claudet Rojas, directora general de SuperGreen Solutions en México, una firma que da asesoría, proveeduría en soluciones de energía y cuidado del agua, afirmó que en aproximadamente 10 o 20 años habrá una crisis por escasez de agua en la Ciudad de México, la cual se ha convertido en uno de los focos rojos a nivel internacional.

Otra ciudad que está en alerta ante una posible escasez del líquido vital es Monterrey, que es probable que sea víctima del mismo mal que aqueja a la capital debido al crecimiento poblacional.

Datos del Consejo Nacional de Población (Conapo) indican que, entre 2012 y 2030, la población del país aumentará en 20.4 millones de habitantes. En el caso específico de Nuevo león, se espera un crecimiento poblacional de 25.2 por ciento en este mismo periodo, es decir, más de seis millones de habitantes.

“El tema principal es que en México tenemos sobrepoblación, por lo que no nos damos abasto. Entonces todas las ciudades que tienen características similares son un foco rojo, como en Monterrey, Querétaro y Guadalajara”, indicó Rojas.

¿Qué se puede hacer?

Sin duda, el cambio empieza por uno mismo, tomándonos en serio que la escasez de agua puede llegar a cualquier parte del país donde vivamos, debemos usar sólo la necesaria y no desperdiciarla, con acciones simples en el hogar como cerrarle a la llave mientras cepillas tus dientes, reutilizar el agua de la lavadora para otras tareas del hogar, entre otras, que a la larga ahorran litros y litros de agua.

Pero también se deben realizar acciones más grandes, como atender las fugas de las tuberías, pues hay instalaciones que necesitan renovarse. Según datos del Consejo Consultivo del Agua, en las ciudades se desperdicia alrededor de 40 por ciento del agua, debido a fugas en las redes de abastecimiento y distribución.

Claudet Rojas también destacó que es necesario acelerar la implementación de sistemas alternativos para captar y reutilizar el agua de lluvia, como ya lo aplican algunas industrias, entre ellas, la de papel y las cerveceras.

Por otro lado, a nivel gubernamental, se puede implementar la reutilización del agua, usando el recurso que cae al drenaje, que es lo que no alcanzamos a captar en los techos de las casas y que necesita un tratamiento especial.