Cinco años del papa Francisco, el pontífice que rompió los tabúes de la Iglesia

El papa Francisco es reconocido por atreverse a hablar de temas que antes no eran abordados de manera abierta por la Iglesia.

Foto: Especial

El papa Francisco cumplió este martes cinco años de haber sido electo como el líder máximo de la Iglesia Católica, después de la renuncia sorpresiva de Benedicto XVI. El 13 de marzo de 2013, el religioso argentino tomó la batuta del Vaticano, un cargo que ha desempeñado de manera destacada.

Cabe recordar que su elección en el cónclave causó gran expectación, ya que se convirtió en el primer Papa latinoamericano de toda la historia. Jorge Mario Bergoglio optó por honrar al patrón de los pobres, San Francisco de Asís, a la hora de bautizarse como el nuevo sucesor de San Pedro.

De acuerdo con los críticos, el papa Francisco va en camino a construir un legado de gran trascendencia en la Iglesia Católica, debido a que ha mostrado una férrea voluntad para hablar sobre temas que, anteriormente, no se tocaban en el seno de la religión.

ÚLTIMA HORA

El Sumo Pontífice no dudó en hablar sobre los divorciados y los homosexuales, más allá de que mantiene la idea de que las uniones entre personas del mismo sexo no pueden ser consideradas dentro del matrimonio.

“Si una persona es gay y busca al Señor y tiene buena voluntad ¿quién soy yo para juzgarla?”, llegó a decir en el 2013, palabras que causaron gran controversia entre los sectores más conservadores de la Iglesia.

El propio Benedicto XVI salió en defensa de su sucesor ante las críticas de un sector de la cúpula religiosa, ya que acusan al religioso argentino de estar destruyendo a la Iglesia mediante la implementación de una teología liberal.

“Aplaudo esta iniciativa que busca oponerse y reaccionar ante el prejuicio estúpido según el cual el papa Francisco es solo un hombre pragmático desprovisto de formación teológica o filosofía específica, mientras que yo era un teórico de la teología que poco entendía de la vida concreta de un cristiano hoy en día”, opinó en una misiva.

A lo largo de estos cinco años, el papa Francisco ha salido bien librado pese a las polémicas que todavía lastiman a la Iglesia, como lo son los casos de abuso infantil por parte de sacerdotes y la corrupción.