EE.UU. ataca Turquía bajo el pretexto de luchar contra el Estado Islámico

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, aseguró que Estados Unidos montó un teatro donde pone como pretexto la lucha contra el Estado Islámico para combatir a Turquía.

Foto: Especial

Turquía está cada vez más cerca de un rompimiento total con Estados Unidos, tal como lo reflejan sus reclamos airados sobre la situación en Siria. Su presidente Recep Tayyip Erdogan le exigió a Washington quitarse las “máscaras” y poner fin a todo el “teatro” que ha montado en el país con el pretexto de combatir al Estado Islámico.

El mandatario aseguró que la supuesta guerra contra los yihadistas en Siria se ha convertido, en realidad, en una guerra declarada de Estados Unidos contra los turcos, recriminándole su apoyo incondicional hacia las milicias kurdas.

“Tenemos 911 kilómetros de frontera con Siria. ¿Qué relación tienen ellos con la frontera siria? Ya han gastado 550 millones de dólares (en ayudas a los grupos kurdos), pro ahora quieren aumentar esta cifra a tres mil millones. Dicen que están luchando contra el Estado Islámico ¿y con cuántos miembros de la organización terrorista han acabado?”, cuestionó.

ÚLTIMA HORA

De acuerdo con el Gobierno turco, los estadounidenses y sus aliados han cambiado de objetivo de manera evidente, pues si hace algunos meses combatían a los yihadistas, ahora han redirigido sus fuerzas en contra de su nación.

“Los que lucharon contra el Estado Islámico ahora lo están haciendo contra Turquía. Nadie tiene derecho a utilizar al Estado Islámico como excusa. Es hora de poner fin a este teatro, es el momento de quitarse las máscaras”, comentó.

Erdogan acusó al gobierno de Donald Trump de faltar a sus compromisos dentro de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), y recalcó que dicha entidad no debe someterse a sus intereses ni voluntad.

La relación entre Turquía y Estados Unidos está a punto de estallar debido al apoyo que Washington brinda a las milicias kurdas, consideradas como el brazo armado del Partido de los Trabajadores de Kurdistán en la nación turca, un grupo calificado como terrorista en dicho país.