Sentencian a responsables del asesinato de Agnes Torres

Marco Antonio Berra Spezzia alias "El Tony"; Luis Fernando Bueno Mazzoco alias "El Huicho"; y Agustín Flores Zechinelli, permanecen en la cárcel.

Foto: Esimagen

Como resultado del seguimiento al proceso penal en torno al homicidio de Agnes N., ocurrido en 2012, la Fiscalía General del Estado obtuvo sentencia condenatoria contra Marco Antonio Berra Spezzia alias "El Tony"; Luis Fernando Bueno Mozzoco alias "El Huicho"; y Agustín Flores Zechinelliy, quienes permanecen en la cárcel.

Al continuar desahogando diligencias y recabar pruebas por parte del Ministerio Público, el Juez Penal condenó a Marco Antonio Berra Spezzia y Luis Fernando Bueno Mozzoco, a 35 años de prisión; en tanto, Agustín Flores Zechinelliy, pasará 23 años 4 meses en la cárcel. Asimismo, la autoridad judicial determinó que cada uno deberá pagar, por reparación del dato material, 17 mil 891 pesos, 59 mil 80 pesos por daño moral y 177 mil pesos por los delitos de homicidio calificado y robo de vehículo.

Cabe recordar que Agnes, de 28 años de edad, fue hallada sin vida el 10 de marzo de 2012 en inmediaciones de  la barranca denominada Xaxocuapatle, a un kilómetro del puente que cruza la autopista Siglo XXI. Posteriormente, el vehículo VW Gol en el que viajaba, fue localizado calcinado en la zona conocida como La Trinidad en el municipio de Atlixco.

ÚLTIMA HORA

Se estableció que los probables responsables conocían a la víctima y que ya habían planeado apoderarse del vehículo en el que viajaba, por lo que la invitaron a una fiesta que se realizaría en un rancho de Chipilo, aunque dicha fiesta no se realizó.  Una vez que Agnes llegó al sitio, los sujetos la amagaron y sometieron por la fuerza, trasladándola a la barranca en la que posteriormente fue hallado el cuerpo.

Al concluirse la investigación a cargo de la Dirección General de Atención a Delitos de Alto Impacto, hoy Fiscalía de Secuestro y Delitos de Alto Impacto (FISDAI), se logró identificar a los probables responsables quienes fueron detenidos en el estado de Yucatán, lugar al que huyeron después de cometer el ilícito.