Critica Rusia a EE.UU. por decisión sobre Jerusalén

El Gobierno ruso señaló que la decisión tomada por Donald Trump trasgrede la postura de la comunidad internacional.

Foto: Especial

jueves, 7 de diciembre de 2017, Sergio Noriega

El Ministerio de Exteriores de Rusia se sumó a la controversia generada en torno al reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel por parte del Gobierno de Estados Unidos. Para evitar la polémica, una fuente anónima de dicha cartera explicó el enfoque de los rusos sobre la llamada Ciudad Santa.

En primer lugar, externó su preocupación por la decisión de Donald Trump, la cual amenaza con provocar un conflicto de escala mundial. Además, criticó que el republicano haya ignorado las posibles consecuencias de su determinación sobre el proceso de paz entre israelíes y palestinos.

México no llevará su embajada a Jerusalén

Estatus de Jerusalén debe resolverse en negociaciones: ONU

“Estamos preocupados por la decisión de Estados Unidos. Reconocimos a Jerusalén Oeste como capital de Israel y a Jerusalén Este como capital de Palestina; es nuestra opinión, es una posición objetiva y equilibrada”, sentenció.

La fuente diplomática precisó que las negociaciones palestino-israelíes son la única forma de hallar una solución a un conflicto histórico. Advirtió que el diálogo es el camino para encontrar la paz y la buena vecindad, pero que esto no será posible si actores externos se empeñan en frustrar cualquier esfuerzo.

Asimismo, aseguró que Rusia apoya a todas las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU y la Asamblea General, así como la Iniciativa de Paz Árabe. Reiteró su oposición al traslado de la embajada de Estados Unidos de Tel Aviv a Jerusalén, debido a que a no se ajusta a la postura de la comunidad internacional.

“Es una decisión unilateral que no fue acordada con nadie y que no favorece las negociaciones palestino-israelíes”, agregó.

El 6 de diciembre pasará a la historia por ser el día en que Donald Trump reconoció oficialmente a Jerusalén como la capital de Israel, pese a los llamados y advertencias de muchos países de África, América, Europa, Asia y organizaciones internacionales.