Peña Nieto inaugura Cumbre Mundial de Líderes Contra el Cáncer 2017

El mandatario aseguró que sociedad y Gobierno deben sumar esfuerzos para librar la lucha contra el cáncer.

Foto: Especial

martes, 14 de noviembre de 2017, Sergio Noriega

En el marco de la inauguración de la Cumbre Mundial de Líderes Contra el Cáncer 2017, el presidente Enrique Peña Nieto afirmó que su administración trabaja para reducir los niveles de incidencia de la enfermedad en el pueblo mexicano.

El mandatario recalcó que el secreto para una estrategia efectiva y exitosa atraviesa por reducir la exposición de la gente a los factores de riesgo. Resaltó la importancia de frenar el número de muertes mediante una cultura de prevención, sumado a un esfuerzo conjunto para mejorar la calidad de vida de los enfermos.

Celebra Peña Nieto impulso al libre comercio en APEC 2017

TPP-11 se mantiene en ruta: Peña Nieto

“Con más de 80 mil casos al año, este padecimiento es la tercera causa de muerte, 12 por ciento del total. Para asegurar que las familias de menores ingresos puedan ejercer su derecho a la salud, este gobierno ha cubierto por medio del Seguro Social, el tratamiento de casi 129 mil casos de cáncer”, detalló.

Peña Nieto reconoció que la desigualdad económica entre países es un factor determinante a la hora de diseñar las estrategias de salubridad. Mientras que la mayoría de las naciones con mayor solvencia financiera garantizan tratamientos a sus enfermos, el porcentaje es considerablemente menor en el grupo de los países subdesarrollados.

“Más del 90 por ciento de los países con ingresos altos ofrecen tratamiento a los enfermos oncológicos, mientras que en los países de ingresos bajos la cifra correspondiente es inferior al 30 por ciento”, precisó.

 

El Ejecutivo Federal aseguró que sociedad y Gobierno deben actuar de forma conjunta para ubicar el combate contra esta enfermedad como una prioridad, pues se trata de garantizar el respeto a uno de los derechos fundamentales de cualquier hombre: el derecho a la salud.

En el evento estuvieron presentes la reina Letizia de España y el presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, así como más de 300 especialistas. Asimismo, el mandatario mexicano estuvo acompañado de la primera dama, Angélica Rivera.