No me gustó mi trabajo en El Despertar de la Fuerza: Daisy Ridley

La actriz que encarna el papel de Rey en la nueva trilogía de Star Wars reconoció que no quedó contenta con su participación en la primera película.

Foto: Especial

martes, 14 de noviembre de 2017, Sergio Noriega

Falta un mes para el gran estreno de Star Wars: The Last Jedi, que llegará a los complejos de cine mexicanos el próximo 15 de diciembre. En medio de la gran expectativa que genera el Episodio VIII de la saga creada por George Lucas, una de las protagonistas, Daisy Ridley, realizó confesiones importantes sobre su experiencia dentro de este fantástico universo.

En entrevista para Elle, la joven británica aceptó que no quedó muy conforme con su actuación en Star Wars: The Force Awakens, una situación que la mantuvo inquieta durante el rodaje y el posterior lanzamiento a nivel mundial.

¿Abordará Star Wars: Los Últimos Jedi la historia de Luke?

Rian Johnson creará nueva trilogía de Star Wars

“No pensé que estuviera bien en la primera película, y estuve en conflicto con eso”, declaró, para después señalar que es plenamente consciente de lo que significa participar en una de las cintas de esta saga.

Pese a ello, Ridley reconoció que descubrió la importancia de estar dentro de este universo hasta que lo vivió en carne propia. El fanatismo y culto que rodea a las producciones de Star Wars son una presión extra que los actores deben aprender a manejar, incluso los más experimentados.

“Estuve pensando en que hice la primera porque no sabía realmente en lo que me metía y me lo pasé genial, y de pronto me doy cuenta de lo que es en realidad. No puedo hacer esto, joder. Soy extremadamente dramática, así que es todo: Oh, Dios mío. Al final fue: Oh sí, esto va en camino”, comentó.

La carrera de Daisy Ridley se vio impulsada de forma descomunal tras su incorporación en el elenco de Star Wars, debido a que su nombre ya aparece ligado a proyectos de gran envergadura, tal como lo son Asesinato en el Orient Express, Ophelia, Peter Rabbit y Chaos Walking.