Arranca negociación del Brexit bajo la sombra terrorista

Este lunes inició el diálogo entre los representantes de la Unión Europea y Reino Unido, un encuentro que está marcado por la incertidumbre provocada por el terrorismo en Londres.

Foto: Especial

lunes, 19 de junio de 2017, Sergio Noriega

El Reino Unido (RU) y la Unión Europea (UE) arrancaron este lunes las negociaciones para concretar el Brexit, a un año de que se celebrara el referéndum británico. El inicio del diálogo entre ambas partes está marcado por la incertidumbre, debido a que el gobierno de Theresa May se encuentra debilitado por la crisis de seguridad que afronta el país.

“Hoy iniciamos las negociaciones para la salida ordenada de Reino Unido de la Unión Europea”, declaró Michel Bernier, el representante de la comitiva de Bruselas, quien se reunió con su similar británico, el ministro David Davis.

Terrorista de mezquita actuó solo: Theresa May

Los dos funcionarios aseguraron que el objetivo es tener conversaciones productivas y constructivas. Pese a ello, se esperan confrontaciones intensas debido a la diferencia de las prioridades para ambos bandos. En el caso de la UE, se pretende centrar la discusión en los compromisos financieros de Londres y el respeto de los derechos de los ciudadanos europeos, mientras que Davis desea que del debate defina el carácter de la alianza comercial.

Barnier indicó que la finalidad de este diálogo es acabar con la incertidumbre que genera el Brexit, especialmente, para las naciones del bloque comunitario. Además, detalló que se buscará determinar la situación en las fronteras, sobre todo, en Irlanda.

Brexit, acechado por el terrorismo

A las preocupaciones de Reino Unido en torno al Brexit, se debe añadir una más: ¿cuál será el impacto de la separación en materia de seguridad? En los últimos meses, Londres y Manchester fueron atacados de forma dramática por el flagelo del terrorismo. Decenas de muertes reflejan la crisis de seguridad en el país, un tema que no puede relegarse a segundo plano.

Tras la salida de Reino Unido del bloque comunitario, las unidades centrales antiterroristas y sus servicios de Inteligencia dejarán de participar en el intercambio de notificaciones sobre el yihadismo, que forma parte del plan de Política Exterior y de Seguridad Común de la Unión Europea.

Dada la desconexión eventual de Reino Unido de las estrategias generales de la UE para el combate contra el terrorismo, Londres deberá de mejorar en sus mecanismos de seguridad a nivel nacional, además de impulsar nuevos acuerdos con el bloque para solventar una crisis que parece rebasar al gobierno de Theresa May.

“Tendremos que volver a la vieja fórmula de las relaciones bilaterales en lugar de mejorar el automatismo en el que estamos avanzando como agencias como Europol o con el intercambio de datos entre los servicios de Inteligencia e Información de las policías de la UE”, declaró un especialista en lucha contra el terrorismo durante una entrevista con La Vanguardia.

Para el experto, este tema podría pasar a segundo plano si los tiempos fueran diferentes, sin embargo, aseguró que Reino Unido se ha convertido en un objetivo prioritario para el extremismo islámico. En una opinión compartida con otros estudiosos de la materia, las organizaciones terroristas podrían estar sacando provecho de la inestabilidad en territorio británico para aumentar su influencia en el país.