Censura HRW uso excesivo de la fuerza en Cataluña

El organismo de derechos humanos exhortó a España a atender las denuncias de aquellos que fueron víctimas de la violencia policíaca durante el referéndum.

Foto: Especial

jueves, 12 de octubre de 2017, Sergio Noriega

Human Rights Watch (HRW) denunció este jueves que la Policía de España empleó la fuerza de manera excesiva contra los ciudadanos de Cataluña el pasado 1 de octubre, fecha en que se llevó a cabo el referéndum independentista de la comunidad autónoma.

A través de un comunicado, el organismo internacional criticó el accionar de las fuerzas de seguridad enviadas por el Gobierno español, con la única intención de frustrar la consulta ciudadana. Condenó el uso de porras para agredir a los integrantes de la población civil, sin importar que les pudieran causar lesiones o heridas de gravedad.

Puigdemont congela la independencia de Cataluña

Muchos catalanes no quieren independencia: Vargas Llosa

HRW recibió numerosas denuncias por los hechos ocurridos el 1 de octubre, un episodio que causó gran consternación a nivel nacional y en otros países del mundo. Decidió realizar investigaciones a fondo y sobre incidentes específicos, por lo que documentó testimonios y entrevistas con las víctimas.

Asimismo, recolectó evidencia fotográfica y en video, sumado a los reportes de los médicos que atendieron a los heridos. Después de evaluar la intervención policíaca y la respuesta de los votantes, HRW concluyó que las fuerzas del orden público emplearon el uso excesivo de la violencia para ejecutar órdenes judiciales con la finalidad de impedir la votación.

“Puede que la Policía tuviera a la ley de su parte para ejecutar una orden judicial, pero eso no le daba derecho a usar la violencia contra manifestantes pacíficos”, declaró uno de los investigadores del organismo.

De igual forma, la entidad exigió al Gobierno español no ignorar las denuncias por uso excesivo de la fuerza. Recordó que las autoridades tienen la obligación de investigar las denuncias por agresiones y lesiones en contra de los civiles catalanes.

“Dada la tensión actual entre las autoridades centrales y regionales y las preguntas complejas de jurisdicción, España debería considerar solicitar la asistencia de un organismo internacional independiente”, puntualizó.