La Presidenta del DIF Estatal, Blanca Rivera Rio de Lozano, hizo entrega de equipo de cómputo a los DIF Municipales de Calvillo y San Francisco de los Romo, para reforzar el Programa de Niños Migrantes no Acompañados, señalando que la única manera de abatir este problema es trabajando unidos para arraigar a los infantes a sus comunidades ofreciéndoles mayores oportunidades de desarrollo.

En el evento, que se efectuó en las instalaciones de Casa Club del Organismo, la Primera Dama señaló  que todos como sociedad “tenemos una responsabilidad para erradicar este fenómeno que desintegra  a las familias y arriesga a los niños a peligros innecesarios”.

Explicó que este apoyo forma parte de la Estrategia Nacional de Niñas, Niños y Adolescentes Migrantes no Acompañados, y se extenderá a los demás municipios  en donde se registra mayor número de casos de infantes que pretenden abandonar el país en búsqueda de un mejor futuro, sin considerar el peligro al que exponen su integridad.

Detalló que en esta etapa se invirtieron 115 mil pesos en la entrega de 15 computadoras y un equipo multifuncional al municipio de Calvillo y cinco computadoras a San Francisco de los Romo, además de una dotación de 11 películas para que organicen cine-debates entre los grupos de trabajo que atienden a estos niños que son un sector potencialmente vulnerable para abandonar sus comunidades.

Comentó que el DIF Estatal siempre vela por la seguridad física y emocional de los niños, por ese motivo es indispensable buscar los medios que favorezcan sensibilizar a los padres de familia para erradicar la migración de niños no acompañados.

En el DIF Estatal tenemos el corazón abierto para brindarles herramientas de superación personal y comunitaria, porque la atención integral de la familia es una prioridad”, expresó.

Resaltó que cada quien desde su nivel de responsabilidad debe custodiar el bienestar de la infancia, y sumando esfuerzos es posible detener este tipo de migración que tanto afecta al tejido social.

En este sentido, hizo una invitación a los adultos a escuchar las necesidades e ideas de los menores para prevenir este fenómeno, y ver la manera de retenerlos insertándolos en actividades que les agraden y que les sean de provecho para que accedan a un mejor futuro, y el primer paso es estar atentos para que no abandonen sus estudios.

Al dirigirse a los niños que participan en el programa para desalentar la migración no acompañada, les reiteró que en el DIF Estatal pueden encontrar diferentes proyectos en los que pueden integrarse, como la Casa del Adolescente.

Por su parte, la Procuradora de la Defensa del Menor y la Familia, Silvia Méndez Mendoza, precisó que la mayor incidencia de infantes migrantes no acompañados se registra en el municipio de Aguascalientes, seguido de Rincón de Romos, Calvillo, El Llano, Jesús María, Pabellón de Arteaga y San José de Gracia.

Explicó que en lo que va del año se han logrado retener a 3 menores en esta situación.