El delegado en Puebla de la Secretaría de Gobernación, Noé Rodríguez Roldán, dio a conocer que los tres niveles de gobierno trabajan en el fortalecimiento del cerco de seguridad en el estado a fin de evitar hechos delictivos.
 
Lo anterior debido a la cercanía con otras entidades donde operan bandas del crimen organizado y tras los hechos violentos registrados el fin de semana en el estado de Jalisco.
"Ningún estado está exento de la posibilidad de que pueda vulnerarse, se están tomando las medidas pertinentes para poder, a través de la coordinación de esfuerzos, ir atendiendo los problemas de seguridad".
Y agregó:
"No se ha tomado la decisión de desplegar más elementos, se sigue trabajando de manera periódica cada semana en las reuniones del grupo de coordinación".
El funcionario federal aprovechó el escenario para dejar en claro que la ausencia del presidente Enrique Peña Nieto al desfile conmemorativo de la Batalla de Puebla, se debió a su agenda de trabajo y no a cuestiones político-electorales.